El delantero entrerriano Blanco se la jugó en el arco del Barcelona de Ecuador

Ismael Blanco, oriundo de Santa Elena, es delantero del Barcelona de Guayaquil, pero en el duelo ante Independiente de Valles, el Zungui tuvo que atajar durante mas de media hora por la expulsión de los dos arqueros del equipo y cumplió.
  • El Zungui tuvo una buena actuación bajo los tres palos.
    Foto: El Zungui tuvo una buena actuación bajo los tres palos.
El delantero Ismael Blanco, recordado en toda la Argentina por su paso por Lanús y conocido en el mundo por su juego en el AEK de Grecia, vivió una jornada increíble en su actual club, el Barcelona de Ecuador.

Todo sucedió a los 4 minutos del segundo tiempo, con el partido 1 a 1, cuando el arquero titular Banguera fue expulsado por hacer tiempo.

Gracias a las reglas de la FIFA, pudo entrar Damián Lanza, el arquero suplente, a cambio de otro jugador de campo, pero éste también fue expulsado 4 minutos después. Esto obligó al director técnico a designar a un jugador que esté presente en la cancha como cancerbero, y eligió al oriundo de Santa Elena para defender el arco durante los 31 minutos restantes de partido.

El entrerriano tuvo una buena actuación, defendiendo muy bien el arco ante los arrebatos lejanos de los rivales que intentaron aprovechar que no es arquero de profesión. Blanco ordenó bien la defensa, se hizo patrón del área y hasta se animó a salir a cortar los centros aprovechando su altura y la confianza que lo caracteriza.

Pero a los 63’ el equipo local pudo vulnerar la defensa y aprovechar la minoría de jugadores del Barcelona, marcando un gol de linda factura que no tuvo como responsable al delantero entrerriano.

A pesar de la superioridad numérica, Independiente del Valle no logró vulnerar nuevamente los guantes de Blanco, quien pudo controlar la situación y mantener el resultado.

Pero la situación en el marcador era adversa para el visitante, por lo cual el director técnico del conjunto amarillo decidió cambiar de arquero, colocando al oriundo de Santa Elena en su posición habitual y designando a un defensor como portero.

El cambio táctico del encargado del equipo no surgió el efecto esperado, y el pitazo final confirmó la victoria de Independiente del Valle por 2 a 1 ante el Barcelona de Guayaquil. Pero a pesar de la derrota, la región puede estar orgullosa por el sacrificio del delantero y por su buena actuación, demostrando que sea donde sea quiere ser figura y busca la victoria.

Con esta derrota, Independiente le arrebató la punta al equipo del astillero, quedando con 30 puntos. Barcelona marcha segundo con 28 y completa el podio la Liga de Quito con 23.

Leer más sobre:

Etiquetas: Barcelona de Guayaquil , Ismael Blanco , Fútbol Internacional , Liga de Ecuador

También te puede interesar:

0

Enviar comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. este sitio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina