Martes 11 de Enero de 22

Refuerzos en Boca: se suma Nicolás Figal y hay optimismo por Darío Benedetto

El regreso del delantero es posible y el Xeneize compararía parte de su pase. La negociación incluye a Licha López, Marcone, Gustavo Bou y varios clubes. Figal destrabó su salida del Inter de Miami y tiene previsto firmar esta semana.
Llega Figal a Boca, que espera por Benedetto.
Llega Figal a Boca, que espera por Benedetto.
Se volvió una constante de los mercados de pases de Boca en los últimos tiempos. Cada vez que se abre la posibilidad de salir a buscar futbolistas se apunta al centro del área: un 9 es otra vez la cuestión. El apuntado tiene consenso como ningún otro: Darío Benedetto ya demostró que tiene condiciones para vestir la camiseta azul y oro. Es más, dio indicios de querer pegar la vuelta y cumplir un segundo ciclo. Y si bien el optimismo crece, habrá que tener paciencia.

La negociación incluye varios actores más que el jugador y el club argentino. Están el Elche, equipo español en el que el Pipa juega; Olympique Marsella, el dueño de su pase; y también negociaciones que incluyen a Iván Marcone, otro ex hombre de Boca que es parte del Elche, a Lisandro López, zaguero xeneize que podría emigrar y Gustavo Bou que podría dejar de pertenecer a Boca.

Jorge Bermúdez, integrante del Consejo de fútbol xeneize, admitió que Benedetto ya "dio el visto bueno" para negociar su egreso y activó la ingeniería para lograr que el DT Sebastián Battaglia tenga el refuerzo pretendido.
[{adj:759019} ]
El pase de Benedetto es propiedad del Olympique de Marsella, que pagó cerca de 18 millones de dólares cuando lo adquirió en 2019. Los franceses, como es lógico, no quieren perder su capital. Pero en el medio también está el Elche, que no quiere ceder demasiado en la negociación.

El atajo que buscan desde Boca es meter en la charla a Marcone, volante que pasó a Elche, a fines de 2020 y por el que el club español no abonó todo su pase. Si Boca consigue cobrar ese monto, podría permitirle negociar directo con Olympique.

Benedetto, que dejó una huella en Boca con 45 goles en 76 partidos, tiene contrato en el club francés hasta junio de 2023 y no estarían de acuerdo con negociar un préstamo. Hay que afinar los números y comprar parte del pase.

En este sentido, también podría formar parte del trueque el pase de Licha López, el defensor que perdió terreno el último torneo. En este caso, el destino no sería Europa sino al Tijuana de México.

¿Cómo llega esta posibilidad? Tanto Licha como Benedetto comparten representante, Christian Bragarnik, quien a su vez es el accionista mayoritario del Elche, y el encargado de tratar de desatar este nudo.
[{adj:470419} ]
El empresario también maneja las riendas del fútbol en Tijuana y en Defensa y Justicia, entre otros clubes, por lo que cabe la alternativa de que López pase al equipo mexicano y, de yapa, que Gustavo Bou, a quien también apadrina, en lugar de volver a Boca (dueño de su pase) sea adquirido por el Halcón de Varela y continúe en ese equipo.

La ecuación de Licha López cierra al ver que está por abrocharse la llegada de Nicolás Figal, quien ya destrabó su salida del Inter de Miami y tiene previsto firmar esta semana y ser el primer refuerzo de Boca. El exjugador de Independiente, de 27 años, está en la Argentina y espera que los dos clubes se pongan de acuerdo en todo para hacerse la revisación médica y firmar su vínculo.

En otro orden, el delantero Cristian Pavón y el mediocampista Rodrigo Montes se reincorporaron el lunes a los entrenamientos en el Centro Deportivo de Ezeiza, luego de conseguir ambos los resultados negativos en sus testeos PCR para detectar el virus del COVID-19.

Por otra parte, el delantero Nazareno Solís, sin lugar en el equipo, se irá a préstamo a Alvarado de Mar del Plata, de la Primera Nacional.

Los que todavía están sin poder volver son aquellos jugadores que dieron positivo entre el miércoles y el viernes pasado. Se trata de Agustín Almendra, Luis Vázquez, Juan Ramírez, Diego González, Mariano Herrón (ayudante de campo de Battaglia), Sebastián Villa y Mateo Retegui.