Viernes 26 de Junio de 20

El ex Patronato, Arnaldo González, no seguirá en Nueva Chicago

La dirigencia de la institución de Mataderos decidió no renovarle el vínculo al Pitu, quien tuvo paso por el Rojinegro en 2016, debido a los gestos antisemitas que el futbolista realizó durante el encuentro enteo el Torito y Atlanta.
"Está bien la decisión del club, no di el ejemplo", refelxionó el Pitu.
"Está bien la decisión del club, no di el ejemplo", refelxionó el Pitu.
Arnaldo González, luego de una extensa carrera, donde incluyó un paso por Patronato en 2016, arribó a Nueva Chicago con el objetivo de ganarse un lugar en el equipo y en la gente. Con el correr de los partidos se asentó, comenzó a usar la 10 en su espalda, y fue una pieza clave en varios encuentros complicados.

Pero este año ante Atlanta por la Fecha 20 de la Primera Nacional, el ex volante del Rojinegro hizo gestos antisemitas hacia la parcialidad del Bohemio y quedó en el ojo de la tormenta. A los pocos días, el futbolista de 31 años recibió diez partidos de suspensión por parte del Tribunal de Disciplina de la AFA. Por esto, el Pitu, a quien se le vence el contrato a fines de junio, no seguirá ligado a la Institución de Mataderos.

Matías Scavino, el secretario general del club que se encarga de los contratos, le contó a Olé que la dirigencia no le renovará al volante: "No va a seguir en el club, es más la idea en un principio era rescindirle en su momento y arranco la pandemia mundial. Incluso luego del partido de Atlanta tuvimos una charla con él para notificárselo".





Arnaldo González, contó que está arrepentido por los hechos que sucedieron en Villa Crespo.

-¿Qué análisis haces de la campaña de Chicago?
-No fue buena, hay que ser realistas. La primera rueda fue muy mala, nos costó encontrar el equipo y sólo ganamos un partido. En la pretemporada buscamos cambiar el chip y después del receso mejoramos un poco ya que sólo perdimos en el partido ante Atlanta. Igualmente todo el equipo tiraba para adelante y estábamos enfocados en permanecer en la categoría.

-¿El club les comunicó cómo se manejará con respecto a los salarios?
-Lamentablemente no estoy al tanto de lo que sucede en la Institución debido a lo que ocurrió conmigo en el partido frente a Atlanta. Algunos compañeros me pusieron al tanto de la situación, pero por parte de la dirigencia yo en particular no recibí ningún llamado.

-¿Creés que actuaron correctamente con respecto a la sanción que te aplicaron post partido ante Atlanta?
-Soy consciente que yo no estuve bien con los gestos que hice y de la forma en la que me comporté. Está bien la decisión que tomaron ya que no di el ejemplo dentro de la cancha. Lo que si me dio bronca fue que muchas personas opinaron sin saber lo que realmente ocurrió, yo me la esperaba igualmente. Me sentí dolido con algunas críticas porque pienso que estuvieron fuera de lugar, pero creo que en tiempos de redes sociales hay que aceptarlas y mirar para otro lado.

-¿Y qué fue lo que realmente ocurrió aquel día según tu punto de vista?
-Yo estaba pidiendo que expulsen al lateral izquierdo de Atlanta y el árbitro terminó echando a un jugador nuestro. Creía que era injusto y ahí el árbitro me saca la roja, actué en caliente al escuchar los insultos, todo el estadio se me venía encima. Igualmente no me justifico.

-¿En qué momento te diste cuenta que habías cometido un error?
-Cuando llegue solo al vestuario caí. Se acerca la policía y el presidente de Atlanta, instantáneamente les pedí disculpas para que entiendan que lo hice sin pensar, fue una reacción en caliente, no quería actuar así. El clima estaba muy caldeado y decidí hablar con la dirigencia del club, armé un video que lo subimos a las redes sociales para expresarles mis disculpas a los hinchas tanto de Atlanta como a los de Chicago. Cuando me subí al micro para volver a mi casa estaba muy triste.