Lunes 5 de Junio de 17

Patronato derrotó a Quilmes y volvió a celebrar en el campeonato

El Rojinegro cortó su racha negativa de once partidos sin poder sumar de a tres al superar 1 a 0 al Cervecero en un intenso duelo disputado en el estadio Centenario. El gol del triunfo lo convirtió Bertocchi, a los 37´ de la etapa inicial.
El Patrón regresó a la victoria ante un rival directo en los promedios.
El Patrón regresó a la victoria ante un rival directo en los promedios.
Patronato volvió a sonreír después de once partido sin victorias al derrotar como visitante de Quilmes por 1 a 0 en el estadio Centenario, por la Fecha 27 del Torneo de Primera División, triunfo que le permitió alejarse de la zona de descenso y hundir en los promedios al Cervecero.

El encuentro comenzó favorable para el dueño de casa, que desde el inicio llevó peligro al arco defendido por Sebastián Bértoli. Por su parte, el Rojinegro respondía de contra, y fue así que consiguió ponerse en ventaja, luego de una larga corrida de Telechea, tras un pelotazo que el delantero ganó, aguantó y luego asistió a Nicolás Bertocchi, quien quedó mano a mano con el arquero César Rigamonti, y a la corrida, metió un derechazo para, a los 37 minutos del primer tiempo, anotar el 1 a 0 con el que se iban a ir al descanso.

En el complemento, el Cervecero salió con todo y Sebastián Bértoli comenzó a erigirse como la figura de Patronato. Maximiliano González exigió a Seba, pero el histórico guardametas respondió con seguridad.

A los 11´ de la segunda parte el panorama del Rojinegro comenzaba a complicarse, ya que se iba a quedar con diez hombres por la expulsión de Marcos Maydana. El accidentado gol anulado a Matías Orihuela (quien se fue lesionado y por lo que el duelo estuvo parado varios minutos) y una incursión de Federico Andrada que ahogó Bértoli, fueron las chances más claras del segundo período para el equipo de Cristian Díaz, que atacaba pero sin precisión, y recién consiguió claridad en el final del encuentro, a través nuevamente del ex River Andrada y Franco Negri.

En el octavo minuto adicionado (por el parate que significó la lesión de Orihuela), el ingresado Facundo Coria vio la roja víctima de la impotencia y emparejó el aspecto numérico en un cotejo que se disputaba en terreno del elenco de la capital entrerriana, donde el Patrón aguantaba y aprovechaba el nerviosismo de Quilmes por alcanzar la igualdad que nunca llegó.

Con este resultado, Patronato volvió a ganar tras once fechas de sequía, se alejó de la zona roja de los promedios y complicó a Quilmes con la permanencia.