Ronaldinho cumple un mes en la cárcel: cuál es su situación y los detalles de la reclusión

El astro brasileño hace actividad física, puede hablar por celular y hasta festejó su cumpleaños comiendo un asado, sin embargo su ánimo ya no es el mismo que antes y quiere salir cuanto antes. Fue detenido el 6 de marzo.
  • Dinho forma parte de una investigación de una banda ilegal.
    Foto: Dinho forma parte de una investigación de una banda ilegal.
En este mundo que supera a la ciencia ficción, con la pandemia del coronavirus quebrando cualquier relato leído a medianoche, ya tampoco sorprende un hecho que hasta hace un mes hubiera sido inimaginable: Ronaldinho, el astro del fútbol mundial, preso en una cárcel de máxima seguridad de Asunción, entre matones, su cumpleaños número 40 y torneos de fútbol y fútbol-vóley como un recluso más. Nada inventado. Van 30 días de esta historia increíble pero real.

Desde el 6 de marzo, junto a Roberto de Assis, quien supo ser el líder del Barcelona donde comenzaba a destaparse un joven Lionel Messi hoy es un detenido más en un cuartel especial de la policía. El presidente Jair Bolsonaro quiso ayudarlo para que fuera excarcelado, luego de ser apresado con un pasaporte fraudulento en una megacausa en la que hay 16 imputados y en la que la Fiscalía investiga a una organización criminal acusada de haber blanqueado 400 millones de dólares durante el último lustro.

Como la Justicia paraguaya sólo tramita los recursos urgentes y el coronavirus tapa todo, queda hasta olvidada la presencia de Ronaldinho en la cárcel. Pero ahí está, como el centro de atención de los demás presos. No pudo lograr la libertad provisional ni la prisión domiciliaria, mientras su defensa dice que fueron víctimas de una "nacionalización express paraguaya".
Como la empresaria que llevó a Ronaldinho a Paraguay está desaparecida, con una orden de captura de Interpol, la situación del brasileño es más complicada. Dalia López podría aclarar el grado de implicación de Ronaldinho y Roberto de Assis en este caso y podría favorecer su excarcelación. Pero ambos podrían permanecer hasta seis meses en este régimen de reclusión preventivo.

A 1.000 kilómetros de su Porto Alegre natal, Ronaldinho cumple un mes privado de su libertad, acusado de intentar entrar en Paraguay con un pasaporte falso para estar en un acto a beneficio de niños en el país, organizado por la fundación Fraternidad Angelical. Pero a su lado ahora convive con 30 detenidos, muchos de ellos ex policías presos por asesinato, narcotráfico o corrupción política.

Por la pandemia, no sólo los procesos judiciales en Paraguay están parados hasta después de Semana Santa sino que el brasileño no recibe visitas en la prisión. Solamente la de sus abogados. Con televisión, heladera, estufa y aire acondicionado, vive en un ambiente totalmente distinto al que solía frecuentar y, claro, se ganó a los presos con sus habilidades y su fama.
Se lo pudo ver jugando al fútbol, al futbol-vóley y al fútbol-tenis en el predio de 14 hectáreas. Pero no pudo ganar el torneo de la prisión. Eso sí, el 21 de marzo, día de su cumpleaños número 40, se comió regio asado hecho por sus compañeros de detención.

Su día comienza con un desayuno con galletas y mate cocido, aunque también bebe mucho café. Solamente él sabe lo que sufre ahí adentro, con la posibilidad de que la causa por fraude documental termine en una pena de hasta cinco años de cárcel. Ronaldinho cumple un mes en la cárcel y aún no sabe cuándo saldrá.

Leer más sobre:

Etiquetas: Ronaldinho

También te puede interesar:

0

Enviar comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. este sitio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina