Rocamora venció al líder y retornó a la senda del triunfo en la Liga Argentina

Por la anteúltima fecha de la División Centro Sur, el Rojo derrotó 85 a 78 a Estudiantes de Olavarría en tiempo suplementario. En Concepción del Uruguay, ganó tras cuatro caídas seguidas. David Jelks y Kily Romero, las figuras.
  • En un partidazo, el Rojo uruguayense se llevó un emocionante juego.
    Foto: En un partidazo, el Rojo uruguayense se llevó un emocionante juego.
Rocamora ganó en su cancha uno de esos partidos que se necesitan tanto como el agua en el desierto. Venía de cuatro cachetazos poniendo la mejilla de uno y otro lado pero esta vez se reveló y terminó ganando bien un encuentro que fue mucho más difícil de lo que mostró el tablero final. Lo ganó en tiempo suplementario. Faltaban tres minutos y perdía por siete puntos; terminó ganando por esa diferencia en la prórroga porque David Jelks se robó el protagonismo y Kily Romero apareció con toda su jerarquía. Estudiantes, que lo tuvo y no lo pudo/supo definir, inició entonces con el pie izquierdo su gira.

El primer cuarto fue uno de los mejores jugados de la noche, lo arrancó el Rojo con un triple de Bergel y después Estudiantes fue contestando a través de Sandrini. Cuando se estaban por cumplir tres minutos se produjo lo que sin dudas fue el golpe de escena y lo dio el capitán visitante Santiago Arese quien se retiró lesionado. El MVP del partido anterior entre ambos acusó una dolencia en el gemelo izquierdo, salió y no pudo regresar. Ese primer parcial lo ganó el local 22-20 con Matías Caire como estandarte.

En el segundo la intensidad bajó. Rocamora quedó abajo 25-28 y Juan Varas debió pedir minuto. Un doble más falta convertida por Tomás Gutiérrez y más tarde un doble de Jelks dejaron el tablero igualado en 34. Rocamora corrió de atrás en esta parte de la noche, se retiró al descanso largo 36-39 abajo y sin mostrar un buen juego. Caire fue el más efectivo hasta ahí con 9 puntos mientras que en el Bataraz el base Sandrini y el interno Owens quedaron con 8 cada uno.Triples de Sesto y Catalín inauguraron el tercer cuarto para uno y otro lado. Acá se vio otro buen pasaje de ambos, con más juego y gol. Los tiros desde afuera de los 6.75 hicieron que se moviera el tablero a mayor velocidad. Uno de Gutiérrez puso adelante a Rocamora 45-44, después Catalín sumó doble más bonus pero, de buenas a primeras, Estudiantes lo dio vuelta (50-54). Ahí llegó un triple de Impini para descontar cuando la mano venía cambiada y sobre la chicharra Rodríguez clavó otro para la visita (57-62).

En el último cuarto volvió la austeridad a la hora de anotar, los dos se equivocaron mucho. Cuando nada hacía presagiarlo dos triples en fila de Pato Rodríguez más una bandeja de Nacho Galardo dejaron a Estudiantes 65-72 arriba y a Rocamora con todas las preocupaciones. Sin embargo, la efectividad de la visita llegó hasta ahí y el Rojo lo igualó con un doble de Jelks, más un triple de Romero y dos libres agónicos de Gutiérrez cuando restaban cinco segundos. Estudiantes no pudo aprovechar la última (72-72).

La igualdad le dio a Rocamora un ímpetu decisivo. Arrancó el alargue y Jelks se robó todos los aplausos con cinco puntos en fila. Estudiantes empezó a ir a la línea pero lo hizo errando dos y luego siguió anotando de a uno. Jelks siguió sumando para llegar a nueve en este tramo y Kily Romero apareció con toda su capacidad para terminar sellando un triunfo tan necesitado como festejado. Lo ganó Rocamora, con sus armas, y ahora tendrá una semana para esperar a Parque Sur en un clásico de alto voltaje.

Leer más sobre:

Etiquetas: Liga Argentina de Básquet

También te puede interesar:

0

Enviar comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. este sitio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina