El nuevo Boca de Riquelme y los dos DT que pican en punta para reemplazar a Alfaro

La nueva comisión directiva liderada por Jorge Amor Ameal asumirá sus funciones el próximo viernes. Román, flamante vicepresidente segundo, tiene en carpeta tres apellidos para el puesto de DT. Los posibles refuerzos.
  • Russo y Pékerman, dos consagrados que suenan fuerte para Boca.
    Foto: Russo y Pékerman, dos consagrados que suenan fuerte para Boca.
La nueva era dirigencial de Boca tendrá su inicio este viernes, cuando Jorge Amor Ameal asuma como presidente, dando lugar a su segundo ciclo como máxima autoridad de la institución. Una de las acciones inmediatas del líder de la lista denominada "Frente para recuperar la Identidad Xeneize" será designar a Juan Román Riquelme como vicepresidente segundo y ponerlo a cargo del fútbol del club durante la primera reunión de Comisión Directiva. Además, se presume que Roberto Digón será vicepresidente tercero (el primero es Mario Pergolini) y, por ende, representante del club en la AFA.
En su nuevo rol de escritorio, Riquelme tendrá que empezar a tomar decisiones en lo futbolístico y lo más urgente es la búsqueda del entrenador, cargo del que ya se despidió Gustavo Alfaro tras la derrota 0-1 del domingo ante Central en Rosario. El entrenador había ligado su futuro a la continuidad de Nicolás Burdisso como director deportivo y, por ende, a los resultados electorales. Según había anunciado Riquelme antes de los comicios, el próximo DT xeneize ya tendría acordado de palabra su vínculo.

Hay dos apellidos que pican en punta y un plan C, en caso de que los dos primeros no lleguen a buen puerto. El que tiene más chances de ocupar el banco xeneize es Miguel Angel Russo, entrenador campeón de la última Copa Libertadores que ganó Boca y quien tuvo a Riquelme gran figura de esa conquista. El entrenador de 63 años viene de dirigir en el exterior durante los últimos años (Millonarios de Colombia en 2018, Alianza Lima de Perú y Cerro Porteño de Paraguay en 2019) y está actualmente de viaje, por lo que se espera su regreso esta semana.

Aunque Russo es catalogado como el gran candidato para ponerse el buzo, durante la noche del domingo en el búnker de Ameal y cía. se mencionó mucho el nombre de José Pékerman, otro viejo conocido de Riquelme, quien lo tuvo como mentor en las selecciones juveniles (fueron campeones mundiales Sub 20 en Malasia 1997). El entrerriano de 70 años tuvo su última experiencia como DT el año pasado durante el Mundial de Rusia, cuando su Colombia quedó eliminada en octavos de final frente a Inglaterra en los penales.

La tercera opción es Eduardo Domínguez, aunque más por cercanía a su suegro, Carlos Bianchi, quien también podría ser tentado como asesor. Mientras tanto, otro tema trascendental es el de los refuerzos y uno de los que más interesa es el atacante peruano Paolo Guerrero, quien se despidió este fin de semana del Internacional de Porto Alegre. Se presume que el delantero de 34 años sea la primera figura a incorporar para el nuevo Boca.

El plantel xeneize comenzó este lunes sus vacaciones hasta el 3 de enero, fecha fijada para el reencuentro en el complejo Pedro Pompilio. Tras los estudios físicos de rutina, se trasladarán al centro de alto rendimiento de Ezeiza, donde harán la pretemporada hasta el 13 de ese mes. El primer partido de Boca en el regreso de la Superliga es el 26 de enero, de local, ante Independiente por la fecha 17 del torneo.

Las posibles incorporaciones

Con respecto a los refuerzos, hay dos que están a punto caramelo. Nicolas Burdisso hizo las gestiones como manager actual de Boca y a Riquelme le interesan ambos futbolistas: Paolo Guerrero y Nicolás Gaitán.
Guerrero tiene una cláusula de salida de 4.5 millones de dólares del Internacional de Porto Alegre y sería el próximo número 9 de Boca. Los números del contrato estarían acordados y solo restaría avanzar en la operación. El 1 de enero cumplirá 36 años pero es un delantero de jerarquía probada.

Además, Gaitán está al caer. El ex futbolista xeneize queda libre del Chicago Fire de la Mayor League Soccer y solo espera un llamado desde Boca para firmar como refuerzo. Sus últimas temporadas fueron en China y Estados Unidos y a los 31 años está a un paso de volver. De hecho, el candidato oficialista en las elecciones, Cristian Gribaudo, lo anunció como incorporación la semana pasada. Riquelme tiene muy buena relación con Gaitán.

Leer más sobre:

Etiquetas: Boca

También te puede interesar:

0

Enviar comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. este sitio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina