El día que en Niki Lauda sobrevivió al fuego de su auto y volvió a ser campeón

Lauda hizo historia al sobrevivir a fuertes quemaduras luego de un accidente durante el Gran Premio de Alemania en Nurburgring en 1976, dejando secuelas en su piel hasta el día de su muerte. Su regreso fue en grande, volviendo a coronarse.
  • Lauda hizo historia al sobrevivir a fuertes quemaduras luego de un accidente.
    Foto: Lauda hizo historia al sobrevivir a fuertes quemaduras luego de un accidente.
Décadas atrás, un piloto de Fórmula 1 sabía los riesgos que conllevaba subirse a un auto de carrera. La seguridad no era, ni por escándalo, la de ahora. Desde Ayrton Senna hasta Jules Bianchi pasaron 20 años, y en el accidente del francés fueron protagonistas, en gran parte, los comisarios que dieron la orden de retirar el auto de Adrián Sutil con una grúa en plena competencia y sin agitar la bandera del pace car.

Salvo por ese incidente, la seguridad en la Fórmula 1 -con ayuda de la tecnología- mejoró notablemente. En 1976, las medidas preventivas y los circuitos no eran, justamente, seguros. El 1 de agosto de ese año se produjo un accidente terrible, en la tercera vuelta de Nürburgring y tuvo al vigente campeón, Niki Lauda, como el afectado.
Video: El día que en Niki Lauda sobrevivió al fuego de su auto y volvió a ser campeón
En esa competencia, el austríaco clasificó segundo, detrás de James Hunt. Ambos se decidieron por largar con gomas de lluvia, debido a que el circuito amaneció con lluvia y el suelo se encontraba mojado.
Al final de la primera vuelta, varios pilotos ingresaron a la zona de boxes para poner neumáticos lisos. Hunt salió primero de los pits y Lauda quedó relegado en las posiciones. En su búsqueda por superar al británico, su Ferrari se descontoló en la curva Bergwerk e impactó con la barrera de contención.

Su auto, en llamas, volvió al centro de la pista y fue chocado por un Hesketh y un Surtees. Harald Ertl, Guy Edwards y Arturo Merzario se bajaron inmediatamente de sus vehículos y ayudaron a salir al campeón del mundo de su monoplaza.

Niki, todavía consciente, fue trasladado al hospital Adenau y horas después al University Hospital en Mannheim, en helicóptero. Luchó por su vida y regresó al ruedo en Monza, Italia. Ese año perdió el campeonato mundial ante Hunt, pero jamás se rindió. En el 77', logró su segundo título y en el 84' llegó el tercero, para depositarlo entre los más grandes de la historia.

Leer más sobre:

Etiquetas: Niki Lauda

También te puede interesar:

0

Enviar comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. este sitio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina