Alejandro Schneider no ha renunciado a la presidencia de Belgrano

En un comunicado, el presidente de la entidad Mondonguera afirmó que no ha dado un paso al costado: "La institución se encuentra en un momento de replanteos. Hemos decidido hacer un corte total de gastos relacionados al fútbol mayor".
  • Alejandro Schneider confirmó que sigue como presidente.
    Foto: Alejandro Schneider confirmó que sigue como presidente.
Comunicado de Alejandro Schneider, presidente del Club Belgrano

Ante versiones deslizadas por medios periodísticos, mal intencionados, persiguiendo poner en todo momento mi nombre como culpable de diferentes situaciones, paso a comunicar lo siguiente:

1 - No he renunciado al club Belgrano y ninguno de los integrantes de la comisión directiva.

2 - Hasta el momento no hay ninguna persona, sea Técnico, jugador o responsable de área, que no haya cobrado sus viáticos correspondientes, en tiempo y forma como se vinieron haciendo todos los meses de mi gestión, cabe aclarar que nadie cobra sueldo, ya que es un club amateur y no tiene ni jugadores, ni técnicos profesionales, solo reciben una ayuda económica, en concepto de viáticos de movilidad y demás, que con mucho esfuerzo se lleva adelante.

3 - La supresión de los torneos nacionales, en nuestro caso, el Federal B, nos ha traído, las siguientes imposibilidades económicas como ser:

· Subsidio mensual por parte del estado provincial

· Ingresos por Sponsorizacion de los habituales anunciantes.

Por tal motivo, la institución se encuentra en un momento de replanteos, con el fin de poder proseguir de la mejor manera sus actividades, manteniendo el orden y no albergar deudas de difícil pago en el futuro.

Es una decisión para resguardar el capital del club, y que no se llegue a situaciones anteriores que por falta de criterio a la hora llevar adelante los destinos del club, se sacrificó en su momento lo más importante que tenía, que era el estadio, en el centro de la ciudad. Donde hoy funciona la sede social.

Durante los 9 años de gestión Belgrano ha crecido, a paso lento pero seguro, siempre teniendo como principal objetivo no empeñar el patrimonio del club.

Al día de la fecha nos encontramos sin deudas, solamente las corrientes, que serán pagadas dentro de los parámetros que siempre se han manejado y que corresponden al mes en curso.

En mi gestión el club ha logrado 8 campeonatos de liga, se organizó el fútbol infantil que a mi ingreso era pobre o nulo. Se mejoraron la totalidad de las instalaciones, que sería largo enumerar, y se saldaron deudas de otras épocas.

En este momento por la situación actual ya enunciada, sumado a la crisis por la que el país atraviesa en donde todas las tarifas han aumentado en forma notoria, hemos decidido hacer un corte total de gastos relacionados al fútbol mayor, ya que de continuar podría producir una situación similar a la ya vivida por la Institución en épocas pasadas.

Seguir de esa manera hubiera sido algo irresponsable, cosa que siempre hemos cuidado.

El señor Javier Martínez, será el encargado de llevar esta transición adelante, donde esperamos más adelante podamos volver a encarar de forma más ambiciosa el proyecto futbolístico.

Lamentablemente comenzamos un año con un proyecto y de la noche a la mañana autoridades del fútbol a nivel nacional cambiaron la estructura de competencia, por lo que a pesar de querer continuar con un proceso futbolístico de alta competencia, nos vemos obligados a sacar el pie del acelerador y tomar decisiones que nos permitan no rifar el club y fortalecernos en esta época de crisis por la que atraviesa el fútbol del interior.

Belgrano seguirá creciendo, quizás a pasos más lentos, pero siempre con seguridad de lograr el objetivo que nos trazamos hace 9 años, que es de ponerlo en una categoría profesional.

Leer más sobre:

Etiquetas: Belgrano , Alejandro Schneider

También te puede interesar:

0

Enviar comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. este sitio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina