Sábado 1 de Agosto de 20

Video: Las estrellas de la NBA, intratables en el segundo día en la burbuja de Disney

Milwaukee Bucks derrotó a Boston Celtics y Antetokounmpo la rompió con 36 puntos. Además, James Harden (49 puntos) sobresalió en la remontada de Houston Rockets sobre Dallas Mavericks de Luka Doncic, que marcó un triple - doble.
La NBA está de regreso y sus estrellas no defraudaron.
La NBA está de regreso y sus estrellas no defraudaron.
La reanudación de la NBA nos continúa dando grandes partidos para disfrutar. Luego de lo que fue el último capítulo de la Batalla de Los Angeles entre Lakers y Clippers, este viernes fue momento de que choquen dos de los principales contendientes del Este: Milwaukee Bucks y Boston Celtics, el primero y el tercero de los de la costa del Atlántico. Como marca la tabla de posiciones, la victoria fue para el equipo superior en esta temporada, los Bucks, por 119-112.

Ninguno de los dos equipos mostró su mejor perfil en ataque: el 31,7% de acierto en triples de Milwaukee y el 29,7% de Boston lo demuestra. Las defensas si lo hicieron mejor, aunque al fin y al cabo la llave del partido siempre la tuvo en sus manos el MVP de la liga, Giannis Antetokounmpo, que terminó siendo amo y señor en el cierre del encuentro.



Giannis, nuevamente dominante contra Boston: Antetokounmpo se impuso de forma constante contra un Boston que no tuvo respuesta para él a excepción de algunas acciones de Marcus Smart. Su +18 en sus 32 minutos en cancha es ejemplo de esto, con parciales muy favorables para su equipo que coincidían con su presencia. El europeo firmó una planilla de 36 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias, con 14-20 de campo. Al principio la pasó algo mal con los tiros libres y su 7-12 (58%) desde allí lo demuestra.



En otro partido, se enfrentaban los dos equipos de la NBA que más triples anotan por partido y el segundo y tercer ataque de mayor anotación de toda la la liga respectivamente, Houston Rockets y Dallas Mavericks. Pero aunque ya se sabía que el duelo texano iba a ser cosa de mucho vértigo y de tiradores, cual salvaje oeste, no se podía esperar algo así.

En un encuentro de ritmo de All-Star Game, Houston se impuso por 153-149 en tiempo suplementario sobre los Mavs, que dejaron escapar una renta de siete puntos cuando apenas quedaban 45 segundos del último cuarto.

Es una derrota dolorosa para los Mavericks, que tenían la posibilidad de meterse en la pelea por escapar de la séptima posición pero ahora con su récord de 40-28 ven de más lejos al 41-24 de sus vecinos estatales, ahora quintos, y al 40-24 de Oklahoma City Thunder.



Si alguien pensaba que los varios meses de inactividad llevarían a que todos los jugadores estén erráticos con el tiro, estos dos equipos mostraron que estaban equivocados. Se combinaron para 40 triples (21-49 Dallas, 19-48 Houston) y los ganadores quedaron por encima del 50% de acierto en tiros de campo con un 51,5%.

James Harden empezó y terminó el encuentro como la estrella que es, quedándose con claridad con la victoria en el duelo individual que se esperaba con Luka Doncic. La Barba tuvo un primer cuarto impecable, de 23 puntos y ningún tiro fallado. Luego se calmó, pero en el último cuarto lideró la remontada y en el tiempo suplementario fue la via de gol principal de los de Mike D'Antoni. Finalizó con 49 tantos (14-20 de campo), 9 rebotes, 8 asistencias, 3 robos y apenas una pérdida en 43 minutos, mostrándose entero en cuanto a resto físico y tan protestón con los fallos arbitrales como siempre, a pesar de que tuvo 21 oportunidades desde la línea de castigo (18-21).



Por su parte Luka logró el triple-doble con 28 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias, pero también casi llega al doble dígito en pérdidas (8), tuvo pesadillas con el triple (1-9), regaló mucho hasta en los libres (5-9) y terminó quedándose sin combustible al final, habiendo jugado 43 minutos antes de irse expulsado en la prórroga por su sexta falta.