Miércoles 18 de Marzo de 20

La dura estadía de Ronaldinho en la cárcel: su estado de animo, nuevo hobby y "nunca más" a Paraguay

"Está triste", dicen sus amigos. Además de jugar al fútbol, el brasileño adquirió un nuevo pasatiempos en prisión, pero cada vez sufre más la estadía y dejó una frase tajante sobre su futuro.
El sorpresivo hobby de Ronaldinho en la cárcel de Paraguay.
El sorpresivo hobby de Ronaldinho en la cárcel de Paraguay.
Ronaldinho todavía no puede salir de la cárcel en Paraguay. Desde hace catorce días el astro brasileño vive una pesadilla, con prisión preventiva por ingresar al país con documentación falsa y su situación parece no cambiar. Es casi un hecho que pasará su cumpleaños número 40 -el 21 de marzo- también allí, y aunque goza de muchas comodidades por ser una figura pública, Dinho quiere cuanto antes recuperar su libertad para volver con los suyos.

A pesar de la angustia que le genera la situación, en la cárcel juega al fútbol con los demás reclusos y come asado, pero un detalle extra se sumó en las últimas horas. Según ESPN, Ronaldinho habría adquirido un nuevo hobby: para despejar la cabeza, concurre con frecuencia a un módulo de carpintería donde trabajan la madera, pasatiempo que lo ayuda a no estar pensando todo el día en la mala experiencia que está teniendo allí en Paraguay... ¿Lo tenías a Dinho carpintero?



Si bien está apresado junto a su hermano, Roberto de Assis Moreira, el brasileño extraña a sus vínculos más cercanos. Preocupado por su mamá, Doña Miguelina, con ella habla a diario por teléfono, aunque también anhela volver a pasar el rato con sus amigos. Fernando Lugo, jugador de futvoley paraguayo, es uno de ellos y fue quien se acercó a la Agrupación Especializada (fortaleza policial donde está detenido Ronaldinho) a visitarlo. Lugo y Dinho mantuvieron un encuentro de aproximadamente tres horas, donde el ex Barcelona le confesó su malestar por la situación y expresó una frase tajante: "Nunca más voy a volver a Paraguay".

Su amigo, en charla con Extra, contó además otros detalles: "Está un poco desanimado, pero siempre sonriendo. Creo que sí está enojado. 'Cómo me van a hacer esto en tu país', me dijo. No le falta nada ahí, está bien atendido, come todo el día asado y le gusta. No es que está todo el día encerrado en su habitación, habla con los muchachos, sentado ahí afuera". En referencia al caso, Lugo agregó: "Es injusto lo que le está pasando. ¿Para qué va a hacer esas cosas? No necesita".



En la causa hay 14 imputados: desde funcionarios del Departamento de Identificaciones -quien expide los pasaportes y documentos- a autoridades del aeropuerto de Asunción. La investigación avanza rápidamente, aunque por el momento Ronaldinho se tiene que conformar con permanecer en la cárcel.