Viernes 24 de Enero de 20

Otra muerte post Dakar: Tras ocho días internado, murió un piloto de motos

Edwin Straver, holandés de 48 años, se había accidentado el 16 de enero en la 11° etapa del Rally cuando cayó. Tras sufrir la fractura de la vértebra superior del cuello y daños cerebrales, finalmente hoy perdió la vida.
Murió el piloto del Dakar que llevaba ocho días internado en coma.
Murió el piloto del Dakar que llevaba ocho días internado en coma.
Otro golpe en el Dakar. El piloto holandés Edwin Straver, que había sido internado el 16 de enero tras un accidente en la etapa 11 en Arabia Saudita, finalmente falleció como consecuencias de ese impacto.

Straver, de 48 años, cayó de su moto al transitar a más de 50 km/h cerca de Haradh, el último campamento que contó la competencia en Medio Oriente, en la penúltima jornada. Straver fue atendido por los servicios médicos, que reanimaron al piloto luego de permanecer 10 minutos con un paro cardíaco. Fue trasladado en helicóptero al hospital de Riad.

Desde el jueves pasado, el deportista permaneció internado en estado crítico a raíz del daño cerebral que le había ocasionado el accidente y por la fractura en la vértebra cervical superior. Finalmente se dio a conocer la noticia de su muerte hoy.



La muerte de Straver se suma a la del portugués Paulo Goncalves, que se produjo también tras un accidente en la 7ª etapa del Dakar.

Horas antes del fatal accidente, Straver había declaro que no estaba arriesgando en los pasajes más peligrosos de los diversos tramos de la exigente competencia: "Freno por todo y no voy sobre una duna si no puedo ver lo que hay detrás. Todos sabemos que este es un deporte arriesgado, pero tratamos de pensar lo menos posible sobre el hecho que puede suceder. Intento conducir con tanto cuidado que construyo márgenes de seguridad, pero incluso entonces algo puede salir mal", había dicho de acuerdo con lo publicado en el diario De Telegraaf de Holanda.

Era la tercera participación del holandés en un Dakar. Había competido en 2018 y en 2019. En ambas ocasiones había llegado a la meta, en los puestos 49 y 30, aunque había triunfado en la disciplina "originals", la que no utilizan equipos de asistencia.