Lunes 20 de Enero de 20

Futsal: Un paranaense recauda fondos para viajar a Colombia en busca de una prueba

Lucas Salvarini vendió rifas y comida para juntar dinero que lo lleve al país cafetero, donde tiene que presentarse el próximo 3 de febrero y así formar parte de una prueba en Tigres de Quindío. La historia detrás de un sueño.
El jugador de José Hernández busca una oportunidad única.
El jugador de José Hernández busca una oportunidad única.
El tren a veces pasa con mucha frecuencia, pero en otras ocasiones transita en forma muy distanciada. O tal vez puede circular una vez en la vida. Lucas Salvarini quiere subirse al medio que le permita cristalizar su máximo anhelo: transformarse en un atleta profesional. Al salonista de José Hernández Futsal, que a fines de 2019 tuvo su bautismo con la Selección nacional, se le presentó la oportunidad de participar de una prueba en Tigres de Quindío, equipo que participa en la Liga Nacional de Futsal de Colombia y formará parte de la Copa Libertadores de la disciplina.

Salvarini deberá presentarse en Armenia, Colombia, el 3 de febrero para comenzar el período de evaluación. Durante 15 días participará de una gira que Tigres realizará en distintas ciudades del país. Después de eso la institución tomará una decisión sobre el futuro de Lucas. "Es una posibilidad única para dejar de ser un atleta amateur y dar un paso más alto para transformarme en profesional", resaltó Salvarini a Ovación.

La entidad colombiana se hará cargo del pasaje de regreso al territorio argentino. El pibe de José Hernández, que en su carrera defendió la camiseta de la Selección de Paraná y del combinado nacional, deberá afrontar el costo del traslado de ida. "Tengo tramitado el pasaporte, me vacuné contra el sarampión y la fiebre amarilla, pero al pasaje todavía no lo tengo", narró.

Ayudado por su familia, buscó distintos caminos para reunir los recursos económicos. "A fines de 2019 realicé una rifa de una canasta navideña. Eso me permitió reunir 5.000 pesos aproximadamente. Ahora realizaré una venta grande de pollos a la parrilla. Mi abuela también me ayudará con una parte del dinero, pero todavía no tengo el total del dinero para comprar el pasaje", se lamentó. Lucas golpeó distintas puertas. Solicitó una ayuda en distintos organismos oficiales. "Fui a Desarrollo Social, a la Subsecretaría de Deportes de la Provincia y hasta me metí en Casa de Gobierno buscando respuestas", relató.

Su recorrido

Salvarini proyectó desde niño transformarse en un futbolista profesional, pero observó que esa chance estaba muy lejana. Por intermedio de una invitación de un amigo del barrio decidió probar en otra disciplina. De esa manera comenzó a practicar futsal en José Hernández. Alternó ambas disciplinas, hasta que se inclinó por la nueva modalidad. Como salonista creció rápidamente. Ganó títulos juveniles con el Verdinegro. Se sumó al plantel de Primera División de El más popular, como se autodenomina la institución de la zona noreste de la capital entrerriana.

Salvarini fue citado para la Selección paranaense cuando tenía 17 años. Su máxima emoción la experimentó a fines de 2019, cuando se calzó la pilcha de la Selección nacional en un amistoso en la localidad santafesina de Esperanza. Lucas fue cristalizando los desafíos que se trazó desde que comenzó a jugar al futsal. Su evolución lo motivó a proyectar nuevas metas. Ahora aspira a firmar un contrato que le permita dedicarse de lleno a la disciplina y a su vez volver a defender el escudo de la Albiceleste.

"Cuando arranqué a jugar fútbol 11 siempre aspiré a firmar un contrato que me permitiera vivir de la disciplina. En cambio esto no sucedió cuando comencé a practicar futsal. Fui para divertirme, pero se presentó esta posibilidad a raíz del esfuerzo. Esto me motiva a intentar dedicarme a este deporte", aseveró, con mucho entusiasmo.

La oportunidad de afrontar esta prueba se forjó a través de los canales de comunicación que se originan a través de las redes sociales. "El presidente del club comenzó a seguirme en Instagram. Ahí comenzamos a entablar un diálogo. Me dijo que habían observado un par de videos míos, que había averiguado en la Confederación Argentina (CAFS) si eran verdaderos los videos que había posteado. A partir de ahí me invitó a participar de una prueba que se desarrollará Colombia a partir del 3 de febrero. Serán 15 días de evaluación en los que el equipo disputará amistosos en distintas ciudades del país", narró.

Sobre la entidad colombiana, catalogó. "Tigres es un equipo que comenzó a desarrollar hace unos años un trabajo a pulmón y hoy en día es un equipo muy conocido en Colombia. Son protagonistas en el Torneo Nacional y este año formarán parte de la Copa Libertadores de Futsal", informó.

Durante el receso de temporada de los campeonatos organizados por la Asociación Paranaense Lucas no descansó. Orientó toda la atención en el desafío que se le presenta. "Me estoy preparando en un gimnasio con un amigo del club y aparte estoy saliendo a correr y haciendo pasadas. Es un desafío que no se presenta varias veces y me exige realizar ciertos cuidados, como tener un buen descanso y tener una alimentación adecuada", entendió.

Lucas luce la pilcha de José Hernández, el club que le abrió la puertas y comenzó a dar sus primeros pasos en el futsal. También exhibió la camiseta de la Selección paranaense, su primer gran paso, y la de la Selección Argentina. Viajará a Colombia para buscar una nueva indumentaria: la de Tigre de Quindío. "Estoy ilusionado y confiado por la experiencia que he adquirido en los últimos años", infló el pecho. "Sé que si reúno los recursos para viajar va a depender de mí", concluyó.