Jueves 18 de Julio de 19

Conflicto en la Superliga: 12 clubes presionan para modificar el sistema de descensos

El Comité Ejecutivo de la entidad no pudo sesionar debido a la falta de quórum, ya que varios clubes, incluído Patronato, no asistieron y la reunión debió suspenderse a una semana del comienzo programado.
12 clubes presionan para modificar el sistema de descensos.
12 clubes presionan para modificar el sistema de descensos.
El comienzo de la Superliga Argentina de Fútbol 2019/2020 está pautado para el viernes 26 de julio, pero esa fecha programa corre el riesgo de que no se cumpla, ya que aún fue acordado entre los clubes el tema de los descensos.

Los clubes que estuvieron representados para cumplir con la reunión de hoy fueron Boca, River, Racing, San Lorenzo, Independiente, Atlético Tucumán, Vélez, Huracán, Talleres de Córdoba, Defensa y Justicia, Godoy Cruz y Unión.

En cambio, decidieron no asistir los dirigentes de Colón, Banfied, Patronato, Central Córdoba de Santiago del Estero, Arsenal, Argentinos, Rosario Central, Newells, Gimnasia, Estudiantes y Lanús. En tanto la representación de Aldosivi estuvo "ausente con aviso".

La reunión dedel Comité Ejecutivo de la Superliga tenía por objetivo aprobar el reglamento, un resorte esencial para que pueda comenzar el torneo.

Los clubes que decidieron no presentarse son los que reclaman una modificación en el sistema de descensos, con la intención de que se lleve adelante un sistema mixto.

Así, los clubes "rebeldes" pretenden implementar dos descensos con el tradicional sistema de promedios y otros dos por posiciones en la tabla anual, que también incluiría la Copa de la Superliga.

Este lote de clubes también reclama que quede firme la quita de puntos para San Lorenzo y Huracán, que por el momento está suspendida.

Por eso cuando a media tarde Cristian Malaspina (Argentinos Juniors), Guillermo Pellegrino (Gimnasia y Esgrima La Plata) y Eduardo Spinosa (Banfield) entraron a las oficinas de la Superliga y avisaron que no darían el quórum, se levantó la reunión hasta nuevo aviso con mucho enojo de la otra parte.

Los próximos días entonces prometen ser muy movidos, ya que ante esta situación el campeonato podría comenzar en la fecha programada pero con el reglamento viejo: cuatro descensos por promedio.

Por contrapartida y mientras esta situación se resuelve, hoy mismo otro Comité Ejecutivo, el de la AFA, resolvió aplicar un aumento de alrededor del 25 por ciento en el valor de las entradas generales para concurrir a los partidos de los torneos organizados bajo su órbita.

De acuerdo con esta resolución del Comité Ejecutivo una entrada para ver un partido de la Superliga podrá costar entre 400 y 500 pesos. El valor para jubilados, pensionados y damas oscilará entre los 200 y 250, mientras que los menores tendrán que abonar entre 120 y 150 pesos.

En el caso de la Primera Nacional, que hoy iba a resolver los últimos puntos para la organización del campeonato que empezará el 17 de agosto y al no haber acuerdo con los descensos de primera debió postergarse para la próxima semana, los valores irán entre 360 y 440 pesos para la entrada general; en la Primera B la escalá irá entre 275 y 325, en tanto en la Primera C el valor máximo será de 230 y en la Primera D de 170.