Miércoles 22 de Mayo de 19

Recopa: River jugó mal en Brasil, perdió con Paranaense pero la final quedó abierta

Con un gol de Marco Ruben, el local se impuso 1 a 0 en el duelo de ida de la Recopa Sudamericana. La revancha será el próximo jueves, en el Monumental. El entrerriano Milton Casco fue expulsado en el elenco de Gallardo.
River jugó mal en Brasil, perdió con Paranaense pero la final quedó abierta.
River jugó mal en Brasil, perdió con Paranaense pero la final quedó abierta.
En Curitiba, por la ida de la Recopa Sudamericana, competencia que enfrenta a los campeones de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, River no pudo ante Athletico Paranaense y perdió 1 a 0. Sin embargo, la poca diferencia en el resultado le permite al Millonario ilusionarse con quedarse con el título: el próximo jueves, en el Monumental, se jugará la revancha.

Athletico Paranaense comenzó bien, metido en el partido. En pocos segundos, de hecho, preocupó a River. Lucho González, exjugador del Millonario, tomó la iniciativa y llevó al equipo brasileño a dar los primeros pasos. Los minutos iniciales fueron una tormenta para la visita, que, a pesar de todo, la pudo superar sin sufrir daños.

El local era mejor. El conjunto de Gallardo no podía hacer pie. El entrenador, a los gritos, trataba de ordenar los problemas dentro de la cancha. Paranaense manejaba la pelota, se movía con mucha más naturalidad y aprovechaba el extraño terreno de juego, compuesto en su mayoría por césped artificial.

River estaba mal. Los minutos pasaban y el Millonario no encontraba los caminos. Era evidente la superioridad del local, que hacía lo que quería con su rival. Hasta que a los 25 minutos, Marco Ruben, con pasado en la institución de Núñez, puso el 1 a 0.

El Millonario, lejos de despertarse, profundizó su bajo nivel. Paranaense avanzó aún más y, a los 30, estuvo cerca de estirar la diferencia. Ya se había jugado media hora del partido y el conjunto de Gallardo no aparecía.

River logró salir del asedio pocos minutos antes del final del primer tiempo. El equipo brasileño, cansado por semejante desgaste, le dio la pelota al Millonario. Pero no le alcanzó, ni siquiera, para poner en riesgo al local.

En el arranque del segundo tiempo River estuvo muy cerca de llegar al empate. Un disparo cruzado de Exequiel Palacios se desvió y se fue muy cerca del arco. Otra jugada, pero a los 20, pudo haberle dado la igualdad a la visita.

A los 35, Casco se fue expulsado por golpear a un rival y River volvió a pasarla mal. Pero logró soportar y, aunque perdió, la final quedó abierta. Cabe recordar que en esta copa no funciona la ley del "gol de visitante". En caso de paridad en el resultado global habrá tiempo suplementario y de persistir la igualdad el campeón se definirá con tiros desde el punto de penal.

Marcelo Gallardo va en busca de su décimo título como DT de la Banda, lo que lo dejaría como el máximo ganador de la historia del club por encima de Ramón Díaz (9).