Sábado 9 de Septiembre de 17

Del Potro no pudo con la contundencia de Nadal y se despidió del US Open

El tandilense cayó en semis ante un español intratable y no pudo meterse en la final: fue 4-6, 6-0, 6-3 y 6-2 para el 1° del mundo, que definirá el título ante Anderson. Del Potro no pudo repetir lo del 2009 pero jugó un tremendo torneo.
Nadal le puso fin a la ilusión de Del Potro.
Nadal le puso fin a la ilusión de Del Potro.
Juan Martín Del Potro chocó contra una pared de concreto llamada Rafael Nadal. El español fue una máquina y arrasó con el tandilense por las semifinales del US Open por 4-6, 6-0, 6-3 y 6-2: el domingo chocará por el título con el sudafricano Kevin Anderson, que en primer turno derrotó al español Pablo Carreño Busta. Del Potro comenzó con el pie derecho y se llevó el primer set, pero el número uno del mundo reaccionó con su mejor tenis y fue contundente para meterse en la final. El mallorquín tiene un récord de 12-1 ante argentinos en Grand Slam, la únida derrota había sido en las semis de 2009, también en Flushing Meadows, ante un Del Potro que se coronaría campeón.

Del Potro (28°) se quedó con el primer set ante Nadal, número uno del mundo, en una de las semifinales del Abierto de Estados Unidos, el cuarto Grand Slam de la temporada. El tandilense se impuso por 6-4 tras quebrar en el quinto set y confirmar con su saque.

El argentino volvió a ser contundente con su servicio (logró 4 aces) y con su drive. Pero también demostró que ajustó su golpe de revés a dos manos (sorprendió a Nadal con un revés paralelo en el noveno game). Delpo ganó el 77 por ciento de los puntos en los que acertó su primer saque. Llamó la atención que el español se paraba casi contra la lona para recibir los potentes servicios del tandilense.

Sin embargo, Rafa reaccionó en el segundo y aplastó a Del Potro para quedarse con el set por 6-0. Una máquina. El mallorquín se quedó con el primer game con su saque, quebró en el segundo (no había tenido puntos de quiebre en el primer set), y confirmó con su servicio.

Nadal no le dio respiro a Del Potro, ni oportunidades para recuperarse. Volvió a quebrar en el cuarto game y desfiló hasta cerrar el set. Metió el 79 por ciento de sus primeros saques y ganó 10 de 11 puntos. Además, logró 13 tiros ganadores contra apenas dos de un estático Del Potro que se sorprendió por la contundencia de su rival y cometió siete errores no forzados.